Lágrimas naranjas.

Festejando el segundo lugar de la Naranja Mecánica
Llenaron los canales de Amsterdam el pasado domingo cuando la “Furia Roja” mató las ilusiones de los holandeses que tenían muchas expectativas y esperanza en la Naranja Mecánica. Lamentablemente para ellos, a dos minutos de terminar el tiempo adicional, el jugador español Iniesta anotó gol. España escribía así una nueva historia llena de sonrisas para su pueblo y Holanda se tragaba las lágrimas amargas que dejó la derrota. Como mexicana, disfruté mucho la pasión naranja y fui testigo de muchas sonrisas mecánicas y otras lágrimas no tanto. Pero a pesar de la derrota, los jugadores celebraron su muy digno segundo lugar que debe ser orgullo para los holandeses considerando lo pequeño que es el país.

A una semana de la clausura de la copa mundial, en Holanda ya se superó la derrota. La vida sigue y ahora toca disfrutar del verano.
Yo no debería quejarme, pero si no lo hago no sería humana. Trato de evitarlo tanto como sea posible pero, repito, dejaría de ser humana. Esta semana fue muy activa en el aspecto laboral, de lo cual no me quejo, sino todo lo contrario. La queja es porque estoy harta del lugar en el que vivo. El dueño del edificio se la vive reparándolo pues como se va en dos semanas, quiere dejarlo como nuevo para los inquilinos que vivan en su departamento y poder cobrarles alegremente. Pero, cinco días tuve martillos y especialmente a dos hombres en la ventana que desde las ocho de la mañana estaban trepados en ellas como “Spiderman” y mi privacidad se vio muy afectada. De repente, el hombre tocaba el vidrio y me pedía que por favor le llenara su botella de agua. Y claro, el agua no se le niega a nadie pero los tenía casi con un pie en la sala. Bueno, los hombres no tienen la culpa, ellos sólo hacen su trabajo. Pero, un día, cuando me había terminado de vestir y me estaba poniendo mi cremita, oí que tocaron la puerta del departamento y al tercer golpe, la puerta se abrió. Justo cuando yo estaba abriendo me encontré con la cara del dueño ” oooops, ¿puedes abrir las ventanas para que los hombres puedan pintar por dentro? Con mi cara de pocos amigos y las fosas nasales infladas como las de un toro ( que aparecen cuando me enojo como algunos de ustedes ya sabrán) le dije ” sí” y le cerré la puerta en dos segundos. Inmediatamente tomé mis cosas y me salí a tomar un cafecito a The Coffee SHop de la esquina. Sólo de pensar en los hombres colgados de las ventanas y el dueño del edificio abriendo la puerta del departamento que mi novio y yo rentamos (por una cantidad bastante considerable), se me volvían a inflar las fosas. Digo, por lo menos que tenga la decencia de mandarme un mensaje o de llamarme. Qué tal que entra y yo en paños menores. No, no, no… Está bien que los holandeses sean muy liberales pero eso de caminar desnuda por mi casa no es o mío…
Pero bueno, es que en Amsterdam no es nada fácil encontrar algo decente y que no sea tan caro. Hay muchas páginas de internet donde las agencias ayudan pero también cobran comisión y sale siendo un rollo. Hay que tener mucha suerte para encontrar a alguien que rente directamente y no quiera cobrar las perlas de la virgen. Así es que en eso estoy, tratando de buscar cada vez. Espero pronto poder encontrar mi nuevo nido de amor.
Supongo que si algo pude aprender esta semana es que la paciencia es una virtud que jamás pasará de moda y que la tolerancia no tiene límites…
Por lo pronto me llenaré de paciencia para encontrar un nuevo lugar y me beberé varios jugos de tolerancia para enfrentar lo que la vida me ponga en el camino. Que una semana con dos hombres pegados en mi ventana y el dueño merodeando no es nada…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s