Homomonument.

Esta semana se festejará en Amsterdam el famoso “Gay Parade”, We are Proud. El sábado 8 de agosto se llevará a cabo el desfile de botes y las calles y canales se llenarán de júbilo. Un festival que se lleva a cabo todos los veranos y que recibe a miles de turistas y locales. Aprovechando la coyuntura, quiero contarles sobre un monumento muy famoso que todos los días recuerda y conmemora a la comunidad LBGT.

El Homomonument se encuentra muy cerca de la casa de Anna Frank y está allí para recordar a todos los homosexuales, gays y lesbianas, que han sido sujetos de persecuciones por su condición sexual. Fue inaugurado el 5 de septiembre de 1987 y tiene la forma de tres grandes triángulos rosas realizados en granito, colocados en el suelo formando los vértices de un triángulo mayor en la orilla del canal Keizersgracht, cerca de la histórica iglesia de Westerkerk en Amsterdam.
El Homomonument fue diseñado para inspirar y apoyar a las lesbianas y los gays en su lucha contra la negación, la opresión y la discriminación. Fue construido por una iniciativa del movimiento LGBT Holandés, con el apoyo de grupos de otros países. LGBT o GLBT son siglas que se usan como término colectivo para referirse a las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans, (que se refiere a travestis, transexuales y transgéneros).
La idea de un monumento permanente a las víctimas de la persecución de gays y lesbianas data de 1970, cuando activistas gays fueron arrestados por intentar colocar una corona de laureles en el monumento nacional que conmemora a las víctimas de la guerra en la plaza Dam en el centro de Amsterdam. La corona fue retirada por la policía y denunciada como una vergüenza.
Hicieron falta ocho años para reunir los €180000 necesarios para construirlo. La mayoría provino de donaciones de individuos y organizaciones. El parlamento holandés donó € 50.000 y la ciudad de Ámsterdam y la provincia de Holanda Septentrional también realizaron contribuciones.


En 1980, diversos artistas fueron invitados a presentar sus diseños y un jurado, formado por expertos en arte y diseño, eligió un diseño presentado por Karin Daan, basado en el triángulo rosa. Con el triángulo en el agua como punto central, Daan expandió el diseño para hacer su idea tan monumental como fuera posible sin perturbar los alrededores.
El tema del triángulo se basa en el símbolo del triángulo rosa, que los homosexuales detenidos en campos de concentración debían portar durante la época nazi y que más tarde ha sido adoptado por el movimiento de liberación gay. Más de 50.000 hombres fueron condenados por su homosexualidad durante el gobierno nazi. De 10.000 a 15.000 fueron enviados a campos de concentración, donde murió un 60%. Aunque el Homomonument se describe a menudo como un monumento en honor a las víctimas gays de la persecución nazi, la intención es conmemorar a todos los hombres gays y lesbianas que han sufrido y continúan sufriendo persecuciones en todos los países y todas las épocas.
La alineación de los tres vértices del triángulo mayor, tienen significado simbólico. Uno apunta hacia el monumento nacional de la guerra en la plaza Dam. Otro apunta hacia la casa de Anne Frank, la tan famosa niña judía que fue deportada por los nazis y que murió en el campo de concentración. El tercer vértice señala hacia la sede de COC Nederland, el grupo de liberación gay Holandés fundado en 1946, que lo convierte en la organización LGBT más antigua del mundo que sigue en funcionamiento. En el triángulo que señala hacia la casa de Anne Frank está grabado un verso del poeta judío y homosexual Jacob Israël de Haan.
Toda esta combinación le imprime al monumento un valor excepcional y un lugar indispensable en el mundo gay sin dejar de mencionar que está en una ciudad tan especial como Amsterdam. Mientras el 4 de mayo es se conmemora a aquellos que murieron, el mismo monumento sirve como un lugar de celebración el 30 de abril, día de la reina y el día de la liberación. En esos dos días, hombres y mujeres gay se reúnen en el mismo monumento de Guerra para bailar, coquetear, tomar cerveza y divertirse. El himno nacional es reemplazado por música pop y actuaciones en vivo de drag queens. Aunque todo parece paradójico, está en total armonía con la visión del monumento, ya que celebrar y bailar demuestra que mientras el presente importa, el pasado no ha sido olvidado. Un monumento de Guerra conmemorativo que hace énfasis en el pasado no valdría la pena sin estar ligado al presente y al futuro. Es por eso que el diseño de Karin Daan con los tres triángulos unifica perfectamente estos tres tiempos: pasado, presente y futuro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s