Brindemos por la vida.

Hace tiempo escribí un post con el nombre “Por los momentos que nos quedan por vivir”, dedicado a mi familia y mis amigos. Lo escribí luego de enterarme de la muerte de la madre de una amiga muy querida de Colombia, llamada Claudia. Su mami murió hace dos meses y aún no lo puedo creer. Hoy vi a Claudia. La vi muy bien; muy elegante, con muy semblante y muy fuerte. Bebimos unas copitas de vino y hablamos sobre su mami y sobre cómo su familia ha vivido el duelo. Ella está en Holanda, ella no lo vive igual que su familia en Colombia y no puede saber cómo están ellos. El teléfono nunca será igual. Sabe que su padre está triste, pero no lo ve. Se imagina muchas cosas, pero no las vive en carne propia. Es así porque decidió dejar a su país y a su familia por estar con su marido en Holanda.

La historia de muchas personas, que dejamos atrás al país que nos vio crecer por apostarle al amor. Mi historia también. Porque también dejé una gran parte de mi corazón en México con mi familia y mis amigos y sé que no me tocarán vivir muchas cosas. Hablo de cosas buenas y cosas tristes. Pero no solo la muerte es motivo para reflexionar, por el contrario, es la vida que Dios nos regala, el mejor motivo para reflexionar y brindar por la vida y por los momentos que nos quedan por vivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s