El dulce aroma de la vainilla y la manzana.

Me encantan los perfumes. Hoy rumbo al autobús me acompañó el dulce aroma de la vainilla y la manzana. Es delicioso que un buen aroma te acompañe por la mañana cuando el frío cala en los huesos. Al llegar a la parada me percaté de lo rápido que pasó la semana. Y en frente de mí, la estatua de un hombre que levanta el pulgar y me hace pensar que he hecho bien en levantarme temprano para mis cursos de holandés y que, a pesar del cansancio el esfuerzo valdrá la pena. También me hace pensar en un “sí se puede” y pienso en los nuevos pantalones deportivos que alguien me ha comprado en la tienda online de H&M. En cuanto lleguen tendré que poder darles buen uso porque he postergado hacer ejercicio. Tendré que poder seguir asistiendo a mis clases de holandés, a mi trabajo, haciendo ejercicio y ocupándome de la casa. Se tiene que poder.

Llegué unos minutos antes a la escuela de holandés y me dio tiempo para comprar un café. Analizamos el vocabulario nuevo y aprendí una nueva palabra “uitdaging”: reto. Sin retos, ¿qué es la vida?
Aprender un nuevo idioma, hacer ejercicio cuando en realidad no me apetece en lo absoluto y seguir esforzándome son retos que dan significado a mi vida.
Así que seguiré descubriendo nuevos aromas que me acompañarán en los retos por venir.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s