La sonrisa que pintan unos pendientes y el curry con leche de coco.

Y de repente se nubló…

Pero eso no es ninguna sorpresa.. no debería serlo a estas alturas cuando ya debería estar acostumbradísima a la bipolaridad del clima holandés. Y no, no es queja, solo es mención.

El cielo de hoy me hace pensar en la canción Mil horas, abajo intepretada por Alex Ubago. No es la versión original pero el cantante español me encanta:

Cuando hablo de casa, hablo de México que es mi “casa”.  Sí, sí, en Holanda ya me siento en casa, pero es otro tipo de casa. En fin, debatir este tema me tomará horas así que mejor hablo de lo que he aprendido últimamente.

Aprendí a hacer mis propios  pendientes, lo cual me hizo muy pero muy feliz. Fui de compras con una amiga y pasé por un par de tiendas de bisutería. Mi amiga me dijo que ella sabía hacer sus propios accesorios, que sólo se trataba de comprar las piezas y en pocos minutos tendríamos nuestras propias creaciones. Así que con su ayuda, hice esto:

La foto no le hace mucha justicia  a mi creación pero me encantó 🙂

Otra cosa que aprendí fue a cocinar comida indonesia. Mi amiga ha vivido en ese país y es conocedora de su gastronomía así que me llevó  a un par de tiendas en las que venden curries y delicias.

Me doy cuenta que no hay mucha coherencia en lo que estoy escribiendo pero la coherencia no es algo que esté muy de moda en estos días  ¿o sí?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s