De Brozo a la maestra Gaby.

Esta mañana y tarde estuve de pésimo humor. Raro en mí, debo admitir porque casi siempre intento ver el lado bueno de las cosas. Pero hoy, nomás no pude. Me puse a organizar cosas administrativas que involucran facturas y cuentas y me estresé. Me sentía muy mal y de repente me transformé en Brozo. Manoteando y maldiciendo mientras leía mis papeles y trataba de poner orden al desorden. Lo único que me faltaba era la peluca verde porque la actitud de payaso tenebroso y grosero la tenía.  Bloqueé mi número privado de hacienda y tuve que llamarles para pedirles uno nuevo. Le llamé a mi novio para que me ayudara pero me entró el buzón. Me llamó después para preguntarme qué pasaba. Lo primero que escuché fue un ” ¿Llamaste? ¿en la mañana?”. Para entonces no me acordaba de lo que quería, seguía de malas pero ya sin peluca de payaso. Le dije que no recordaba para que le había llamado y dije que ya sabía que en Holanda las cosas se piden de manera concreta pero con un ” hola, buenos días, ¿cómo estás? antes de la pregunta golpeada “¿llamaste? hacía una gran diferencia. Soltó una risita y me dijo ” tienes razón”.

Ya, ya debería estar acostumbrada a ese pragmatismo holandés; a ese pedir las cosas al grano pero hay días como hoy que nomás no se puede. Que prefiero un modo mexicano de saludar a un modo holandés directo de comunicarse. Días en los que me gustaría que me saludaran al estilo “Cantinflas”. Porque es demasiado directo, todo. Y ya que empecé con las quejas, que la verdad es que tampoco comunico  muy seguido, también extraño reirme por nada. Así es, soltar carcajadas por alguna trivialidad sin importar si es humor blanco, negro, o latino. Sí, hay grados y sé que el humor latino en Holanda puede resultar muy soso para muchos ( eso de bebés bailando, niños haciendo gracias, etc) pero en México nos reímos porque queremos. Nos reímos hasta de la muerte.  Y aquí el humor es, diferente. No puedo entrar en detalles. Solo se que es muy diferente. Extraño reírme como en México. De verdad que lo extraño…

Bueno, creo que después de un intenso y estresante día, estoy en transición a la maestra Gaby, la dulce y paciente que cuidaba de sus niños.

Veremos por cuanto tiempo ja,ja,ja…

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s