Una madre mexicana que construye la paz.

Siguiendo sin quejarme o hacer referencia a la situación de emergencia en la que se encuentra mi querido México, hoy me llena de esperanza conocer  a una madre que no ha dejado de luchar por la justicia que su hijo merece. Una madre llena de valor, energía y amor por su hijo. Es ese amor el que la mueve a exigir justicia y ayudar a construir la paz en México.

Me tomo la libertad de compartir con ustedes el video en el que la señora Teresa Carmona, habla sobre la importancia de construir la paz.  Su hijo fue asesinado. Era joven, encantador y no debió morir.

Teresa no deja de luchar por la justicia que su hijo merece; la fotografía de su hijo sonriente le acompaña durante la Caravana del Consuelo.  El recuerdo de su hijo le ayuda a construir la esperanza.

A continuación, las palabras que Teresa pronunció el 14 de agosto de 2011 (extraidas de http://www.movimientoporlapaz.mx)

A mi hijo lo asesinaron hace un año y siete días en la Cd. De México y aún no ha recibido la justicia que merece y la dignidad que el estado mexicano le niega, pero no me mueve únicamente mi tragedia personal. Me mueve la tragedia compartida con miles de hermanos, me mueven los pueblos Wirrarika (huicholes) y los Tepehuano, me mueven los millones jóvenes que tienen una realidad de mierda, me mueve la tragedia de la trata de niños y niñas, me mueven los bosques michoacanos depredados por talamontes coludidos con ¿con quién sabe quién?, me mueve la tierra devastada concesionada a las mineras extranjeras, me mueve la contaminación de ríos, los lagos , las costas , me mueve la “pobreza alimentaria” en Hidalgo, Oaxaca, Chiapas, Guerrero, etc., etc., etc.,me mueve la desigualdad atroz que existe en esta mi Patria, me mueven los periodistas asesinados, los defensores de derechos humanos acosados, me mueve la violencia hacia las mujeres y la explotación sexual de nuestros niños, me mueven las madres de los soldados y policías muertos en esta guerra absurda, pero también me mueven las muestras de solidaridad que he encontrado desde que empezamos a movilizarnos. Me mueve la dignidad de los indígenas mexicanos, de las distintas comunidades que nos han compartido su pan y sus historias. Me mueve el amor y la entrega de personas como Don Alejandro Solalinde y como nuestra invaluable Lydia Cacho, como Abel Barrera y muchos otros luchadores incansables.

No queremos ser un movimiento de 200 o 400 mil víctimas, queremos ser un movimiento de mexicanos solidarios y conscientes de que el poder reside en nosotros, de ciudadanos dispuestos a entregar parte de nuestro tiempo y esfuerzo para la construcción de la Paz, dispuestos a comprometernos con tareas que nadie puede hacer por nosotros si es que en verdad queremos un México sin corrupción, con autoridades honestas y eficientes, donde nadie se muera de hambre, donde no haya niños sicarios, ni narcofosas. Queremos medios de comunicación éticos y comprometidos con nuestra realidad. Queremos un sistema educativo que desarrolle el potencial de nuestros niños y jóvenes. Queremos vivir sin vergüenza por el trato que sufren los migrantes en México. Queremos respeto a la diversidad en una convivencia nueva y humana. Queremos vivir sin miedo de que alguien pueda dañar a nuestros hijos. Queremos vivir en Paz con Justicia y Dignidad.

Tomemos la responsabilidad que corresponde a cada unos de nosotros y construyamos el México que queremos, hay muchas maneras de participar, se requiere tan solo de tener la voluntad de hacerlo y ante la emergencia, este es el mejor momento para empezar.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s