Espacio para las cosas buenas.

Cada vez pienso que con menos estoy más feliz.  Si tuviera el dinero para comprar una casa hoy, no sería más grande que el departamento en el que hoy vivo. Claro que podría disfrutar de un lugar más espacioso pero no sé si lo llenaría de cosas. Si hoy tengo problemas para limpiar mi departamento, no me imagino en un lugar más grande.  Más espacio no significan más cosas.  Y el siguiente vídeo lo demuestra. Claro que hay cosas que me encantan y que me hacen muy feliz. Pero ese es precisamente el propósito de las cosas: que nos hagan felices y no solo que las tengamos porque sí. Ayer, después de ver ese vídeo me puse a limpiar el cajón de mis cosméticos y tiré una buena cantidad.  Y cuando voy a una tienda me alegro mucho de pensar dos veces si el producto que quiero comprar me hará o no feliz. Además de necesitarlo, me tiene que hacer feliz.   Este fin de semana, haré más espacio para las cosas buenas y que me hacen feliz…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s