Evidenciando México/sentimientos encontrados/no se deje.

Los mexicanos culpamos de todo al destino… ¿Será porque en el cielo , por el dedo de Dios se escribió?

Oscar Fuentes

A dos semanas de mi visita a México, me encuentro viendo la calle totalmente  nevada. Suspirando por la añoranza y la nostalgia. México es un país hermoso. Como México no hay dos. Estoy totalmente de acuerdo. Teniéndolo todo, se encuentra jodido. Un lugar donde la opulencia y la pobreza confluyen. Donde la gente regala sonrisas y saludos.  Donde la gente vive al día. Donde no pasa nada.

Estando en Holanda, uno no tiene realmente idea de cómo están las cosas en el país de uno, en México.  Aunque trato de leer y estar informada, la realidad no puede ser respirada.  Y lo que uno sabe es lo que un pequeño círculo comenta; familiares o amigos que están en lo suyo. Afortunadamente en mi caso, gente de bien que está trabajando y esforzándose por conseguir sus metas. Por eso no tienen tiempo o ganas de hablar de crímenes, inseguridad o política. Habiendo tantas otras cosas de qué hablar, ¿quién quiere complicarse la vida con esos horribles temas?

Hace poco, una conocida que vive en Holanda con su marido holandés, comentaba su preocupación por el futuro de México. Le prometió a su hijita hacer algo para que cuando crezca, sea un México seguro para ella.  Sus amigos le han dicho que deje de evidenciar a México y deje de propagar una imagen negativa del país. La mala fama ya está allí. ¡Basta de hacerla crecer! dicen esas personas.

En muchas ocasiones yo he manifestado impotencia y rabia ante la situación en la que se encuentra México.  Aunque sea como catarsis.

Creo que si no evidenciamos lo que está mal, seguiremos con los ojos tapados y la cabeza agachada, viendo solo nuestro camino sin darnos cuenta que a nuestros lados hay otros caminos; otras personas andando por ellos.

NO SE DEJE

Había un programa que transmitía el canal 13 llamado “No se deje” que a mi abuelito le encantaba. Recuerdo muy bien que cada vez que el conductor golpeaba la mesa y decía “No se deje”, me impactaba. El punto del programa era atender injusticias sociales. Alguna víctima o persona con alguna necesidad llamaba y la gente del programa ayudaba.

A  lo que voy con esto de no se deje es que de verdad, en México a la gente le encanta “dejarse”. El “total, no pasa nada” o “total, no sirve de nada” impera en las mentes mexicanas.

Durante mi hermosa visita a México ocurrieron dos hechos nada agradables que lamentablemente me hacen “evidenciar la inseguridad en México”.

SOLAMENTE QUIERO TU CADENA

1. El último día de 2011 caminaba por la calle 20 de noviembre en el centro histórico del DF a eso de las dos de la tarde  con mi mamá y mi hermana cuando de repente un fulano le arrancó su cadena de oro ante los ojos de, por lo menos, 50 personas.  El tipo, seguramente un experto “arranca-cadenas” esta vez no pudo arrancarla de golpe y tuvo que arañar a mi hermana en el pecho para lograr su objetivo. Mientras la arañaba le soltó la brillante frase “solamente quiero tu cadena”. Pues sí, cabrón, ¿algo más?  Luego de arrancarle la cadena se largó corriendo y solo una mujer se acercó a ayudarnos.  El sujeto no solo se llevó la cadena, sino un trocito de tranquilidad de mi familia. Ya más tranquilas, caminando las tres, pensamos que ojalá el fulano por lo menos haya alimentado a alguien con esa cadena.

JUSTICIA DIVINA

Cuatro días después, a mi otra hermana ( la única que hasta entonces se había salvado de las garras de la  delincuencia) le robaron su auto a una calle de la oficina. Cuando mi mamá me informó, no sé qué sentí. En total, seis coches le han robado a mi familia. Es una rabia, potencia y frustración que en palabras no  pueden ser descritas.  Por supuesto mi hermana tuvo que pasar por el hermoso Ministerio Público, ese sitio rodeado de eficientes y amables empleados; el sitio donde todas las víctimas del delito son tratadas con respeto y dignidad, sin importar su nivel social.

Ah, no, perdón, ¿de qué hablaba? Del Ministerio Público, ese lugar horroroso al que desgraciadamente hay que ir cuando uno sufre un delito. Mi hermana contó con el apoyo de tres abogados ( mi hermano, mi papá y un amigo suyo) a la hora de levantar la denuncia. Aún así, el MP se quiso pasar de listo y como suele ser con ese tipo de sujetos, se desempeñó sin tacto alguno.  Mandaron a mi papá a sacar copias de no sé qué expediente porque en el lugar la copiadora no funcionaba. Típico de las instancias gubernamentales del DF. Me imagino que con frecuencia se caen vasos de atole o se atoran tortas de tamal en esos lugares. Por eso, la víctima o victimas de los familiares tienen que ir a hacer el trabajo de los que allí trabajan.  Bueno, al final  el MP aprendió una buena lección porque los abogados aplicaron un buen escarmiento.  Castigo a la gente mala y huevona muy merecido. Si no tienen la capacidad de ayudar a las víctimas, que mejor abran una taquería o un puesto de tortas, que para cortar carne y preparar tortas no necesitan hablar. Además, la justicia divina intervino y el coche de mi hermana  afortunadamente apareció.

Este es el tipo de autoridades que tenemos porque nos “DEJAMOS”; porque mientras a nosotros no nos pase nada, todo está bien.

Yo sí creo que hay que evidenciar lo que está mal en México. Aunque duela y no nos guste. Aunque ensuciemos su imagen.

¡NO SE DEJE!

¡NO NOS DEJEMOS!

Porque México es hermoso y su gente también, es imperativo evidenciar el mal trabajo de  autoridades corruptas, huevonas, malas e ineficientes para que su lugar sea ocupado por gente mejor. Por gente que de verdad ame México.

Anuncios

2 Respuestas a “Evidenciando México/sentimientos encontrados/no se deje.

  1. Que bueno que en el DF aun pueden evidenciar las cosas y usar abogados para hacer ver a la gente las tonterias que los funcionarios publicos hacen… por aca si te quejas o dejas “en ridiculo” a alguien de la polecia (si, no lo escribi mal) solo te mandan a matar y listo. =/ … lo siento, por el norte ya no se puede hacer nada… y no por que no quiera, si no por que aqui todo se resuelve de la misma manera. hablas, y mueres.

  2. Me encanta tu blogg, esa es exactamente la razón por la que mi sueño es escapar de la corrupción y delincuencia de mi maravilloso país “Mexico”.
    Si voy a morir no va a ser en nombre de un político, si voy a vivir no será en su jaula

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s