Reflexiones sobre la caja tonta…

Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro.
Groucho Marx(1890-1977) Actor estadounidense.
La televisión es el espejo donde se refleja la derrota de todo nuestro sistema cultural.
Federico Fellini (1920-1993) Director de cine italiano.
Afirmar que la televisión mexicana es una porquería no es ninguna novedad. Se transmiten telenovelas y programas amarillistas  porque supuestamente, “los espectadores mexicanos así lo piden”.  Consumen farsas y repeticiones ( la niña pobre que se enamora del “güerito”, el hijo que se hace gay,  la chica aburrida o fea que de la noche a la mañana se pone buenísima…). En fin, las mismas historias de siempre, actuadas por gente artificial que “educa al pueblo mexicano” y lo hace vivir en una burbuja; escapar de su pobre realidad aunque sea por una horita.
¿Cómo explicarle a un holandés que las telenovelas son tan populares en México? Pues contándole que en un país de pobres, donde a la gente no se le invita a pensar o a exigir mejores condiciones de vida, las telenovelas o televisión basura son los remedios ideales. Enseñar chichis y bailar ritmos calientes ofrecen un escape a los problemas de todos los días.
La gente tiene que partirse el lomo para sobrevivir, por lo que su poco tiempo libre lo gasta en entretenimiento sin contenidos culturales. Mejor reírse un rato que tratar de poner a trabajar las neuronas.
Pocos son los espacios que invitan a  la reflexión y que son transparentes.  Esto es muy diferente en Holanda, donde hay programas para TODOS. Y con esa palabra me refiero a la gente que es morbosa y quiere ver el programa donde niños obesos hablan de sus frustraciones, a mesas de diálogo políticos o de entretenimiento. Hay una variedad muy amplia en la que las telenovelas son la minoría. Aquí la gente quiere ver la realidad.
Una de las cosas que me  fascina ver es el noticiario para los niños: en 10 minutos se les presentan las noticias más importantes de Holanda de manera informativa y entretenida, logrando así que ellos se enteren del acontecer de su país y quieran seguir haciéndolo.
Para los adultos hay también gran variedad de programas culturales o que invitan a pensar, saber y conocer del mundo.
Por eso, la gente en Holanda exige cuentas a su gobierno: porque está informada y al tanto de lo que ocurre a su alrededor. Agachar la cabeza y no conformarse con poco no forma parte de esta sociedad. Mientras que en México, el camino para que esto suceda es aún muy largo…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s