Actuar, dar, sonreír = crecer.

Imagen: http://retina.smithsonianmag.com

No se trata de ser buenos , sino de ser útiles…

Si me pongo a hablar de lo que implicar ser una buena persona, la verdad es que no sabría ni cómo plantearlo. Ser bueno es para cada quien algo diferente. Sin embargo, las personas buenas, son para mí   aquellas que dan siempre algo a cambio; las que ofrecen algo al mundo. Por ende, las malas personas son aquellas que le quitan algo con la intención de dañar o generar dolor a otra persona o animal.

Cuando uno está involucrado en pequeñas causas sociales o le importa defender alguna de ellas, es común que se le ponga la etiqueta de “buena persona” o alguna otra, por supuesto.  Ahora cito textualmente a Tiaré Scanda quien escribió lo siguiente en relación a ese dilema de “ser bueno”:

“Cuando a uno le entra esta imperiosa necesidad de salvar al mundo no puede más que seguir el impulso. Y claro, los demás empiezan a notarlo y todos se acercan a pedir apoyo para diversas causas. Es dificil discernir a quién apoyar y a quién no, cuando hay tantas y tantas causas nobles que necesitan voz, visibilidad, dinero. Tampoco quiere uno abrumar a los fans taladrándoles todo el tiempo en la cabeza que es necesario que amplíen su conciencia y que aporten su granito de arena en su paso por la vida, y que la vida debe tener algún propósito . Ni “hacerse la buena” y que todos piensen: ¡Qué buena es!. Tampoco se trata de lavar culpas.

¿Entonces de qué se trata? De ser útil. De agradecerle a la vida que te ha tratado bien. De amar al prójimo. De ponerse “en los zapatos del otro”. (Toda la entrada completa en http://lanietadejulieta.blogspot.com/2012/02/aqui-nadie-se-rinde.html?spref=tw)
No podría coincidir más con ella cuando dice que no se trata de ser bueno, sino de ser útil y agradecerle a la vida.
Es verdad que actualmente hay muchas causas y problemas que personalmente me gustaría apoyar. Pero, lamentablemente, no cuento con los recursos, el tiempo o el espacio para ello.
Sin embargo, hacerlo por algunas vale muchísimo la pena. Estoy completamente convencida de que  actuar, dar y sonreír nos hacen crecer como personas.

Y no, no es posible hacer que el mundo cambie, pero sí es posible mejorar un pedacito  de él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s