La Poderosa Hormiga.

Se me hacía tarde. Caminaba rápidamente rumbo a mi destino. Pensé: Ojalá fuera una hormiga. Podría correr veloz sin que nadie me viera. Esquivaría las bicicletas y los coches. Podría incluso treparme en  las piernas de un ciclista y así  no tendría que apurarme.  Después pensé todo lo que podría hacer  siendo una poderosa hormiga: comer dulces, mantequilla,  miel y azúcar sin que me diera diabetes o engordara. Viajaría siempre gratis en loo bolsos de las personas simpáticas. Escucharía las conversaciones interesantes en los cafés desde la mesa. Podría correr en caso de ser descubierta. Podría viajar a cualquier país transportándome en las mochilas.

Llegué a mi cita corriendo y pensando en todo lo que podría hacer si fuera esa  diminuta, pero poderosa hormiga…

 

ph

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s